Blog

Comunicación y Crisis Sanitarias

Las crisis sanitarias reales son extremadamente crueles y complejas, y no sólo ponen a prueba la eficacia de los sistemas sanitarios sino la fortaleza y madurez de toda la sociedad. Enfrentarnos ante la enfermedad y la adversidad ha sido una constante en nuestra Historia, y de esa experiencia hemos aprendido la jerarquía en nuestras actuaciones. Lo primero que hay que hacer es atender con ciencia y humanidad a los enfermos, uno a uno, sin olvidar nunca que ellos merecen todas nuestra atención y esfuerzos, y son las víctimas siempre. Después hay que preservar con medidas eficaces al resto de la población que no estando enferma, tiene un riesgo potencial de estarlo. En España, aunque muchos se empeñen en lo contrario, contamos con infraestructuras equiparables al resto de países desarrollados y personas expertas en la materia para rendir batalla a este importante desafío.

En nuestras sociedades modernas hay otro elemento que debe vertebrar nuestra respuesta a las crisis sanitarias, que es el de la gestión de la información. No es fácil hacerlo pero es muy necesario, en un tiempo en que muchos se convierten en protagonistas de la información con otros intereses diferentes a los de ayudar a resolver los problemas.

Compartimos desde Fresh Health las aportaciones en materia de "Comunicación y Crisis Sanitarias" del experto en esta materia, el Profesor Joan Carles March, de la Escuela Andaluza de Salud Pública.

 

Leer más...

La OCDE señala el crecimiento de la sanidad privada española y el retroceso de la pública.

Mientras que en España seguimos debatiendo sobre el sexo de los ángeles, o si son galgos o podencos los protagonistas de nuestra sanidad, la OCDE hace un diagnóstico certero del sector en los últimos años. Todos estamos orgullosos de nuestra sanidad pública pero no le hacemos ningún favor si en su defensa perdemos la perspectiva y no señalamos sus debilidades.

Llama la atención que según las cifras de la OCDE, en España el 55% de los hospitales son ya privados, y solamente el 45% de titularidad pública. En un país en el que desde muchas instancias sanitarias se menosprecia la aportación de la sanidad privada, los españoles lo tienen claro y cuando tienen capacidad de decisión la ejercitan. El crecimiento de la sanidad privada va en consonancia con la confianza mayor que van depositando los españoles en sus soluciones y sus propuestas.

Los dirigentes sanitarios públicos deben analizar en detalle los datos que arroja el estudio de la OCDE. A fecha de 2013, hasta el 39% de los hospitales son ya privados, y otro 16% más son concertados. No obstante, el 96% de los gastos corren a cargo del erario público, tal y como indica la OCDE, asegurando además que esos pagos son fijados “por adelantado”.

Según el informe del organismo internacional, el gasto sanitario en España es de 2.372 euros por cabeza, una cifra que queda ligeramente por debajo del que emplea la media de la OCDE que gasta unos 2.548 per cápita. En relación a la prestación de servicios, esta es inferior a la de otros países, así por ejemplo, si la media de la OCDE en camas por habitante es de 5,0 por cada 1.000, España tiene 3,2 por cada 1.000 habitantes. La OCDE explica este dato apuntando a la reducción que se ha producido en el número de camas durante la crisis, señalando además que muchas de esas camas se privatizaron en la mayoría de las Comunidades Autónomas hasta el 40% como en Canarias, Murcia o Navarra.

Reducción que no solamente se ha visto reflejada en el número de camas, también en los tiempos de estancia hospitalaria. Según los datos de la OCDE, tan solo un procedimiento médico aumentó: las operaciones quirúrgicas ambulatorias, es decir, no se precisa ingreso hospitalario.

Desde la OCDE se indica como el recorte sanitario en España se ha acentuado sobremanera durante los últimos cuatro años. Hasta que la crisis no hizo acto de presencia, España gastaba un 9,3% de su Producto Interior Bruto (PIB) al capítulo sanitario, y registraba un aumento del capítulo sanitario del 4,1% anual entre los años 2000 y 2009. Sin embargo, los dos últimos años de Gobiernos del PSOE y PP han recortado más del 1% esa partida.

Según la organización internacional, en los dos últimos años (2009-2011) de Gobierno de Zapatero, el recorte del gasto público en Sanidad cayó en un 0,5%. Con la llegada del PP al poder, ese recorte se ha acelerado, y es que el propio Ejecutivo de Rajoy admitió un recorte de 7.627 millones de euros en sus dos primeros años de legislatura, lo que supone una caída en el gasto en Sanidad de entre un 0,5 y 0,7% del PIB hasta 2014. En total el descenso acumulado en Sanidad rondaría el 1,2%, unos 12.000 millones de euros.

Leer más...

En Branding Médico no funciona el "Do it yourself"

Las profesionales médicos, en su ejercicio privado, en un momento determinado deben apostar o  por constituir un equipo médico o trabajar en el seno de uno de ellos. Esa es la evolución lógica en estos tiempos cuando su actividad asistencial privada crece y los ciudadanos entienden y eligen su oferta médica diferenciada. La medicina privada ejercida por un médico de forma individual es ya pasado y no tiene posibilidades de sobrevivir.

Toda vez que construyen su nuevo camino deben elegir si su diferenciación en el mercado sanitario va a ser por precio y por tanto apostar por ser una “marca blanca” o por calidad y construir su “marca profesional”. Los grupos hospitalarios, las aseguradoras y las mutuas le invitarán a que tomen el primer camino. Sus pacientes y los compañeros que entienden su calidad y su propuesta de valor, le apoyarán a que se conviertan en una marca sanitaria definida e independiente.

Para ser una marca sanitaria definida e independiente que apuesta por la calidad y que no fija su estrategia en un propuesta permanente “low cost” sin otro tipo de consideraciones, deberá apostar por las estrategias que le ofrece el “Branding Médico”.

Los buenos profesionales médicos donde mejor invierten su tiempo es atendiendo pacientes, que es el foro clínico y asistencial que manejan y controlan en toda su complejidad.

Algunos “stakeholders” invitan a estos médicos a que invierten su tiempo y dinero en desarrollar sus competencias en “Branding Médico” a través de cursos presenciales u “on-line”, prometiéndoles un retorno sencillo de su inversión. Algunas agencias de comunicación que conocen el “Branding Generalista” pero no son expertas en el complejo sector sanitario, ofrecen sus servicios a estos profesionales con estrategias que bien podría utilizar un arquitecto o un abogado. El resultado suele ser similar, una inversión con un reducido retorno.

El tiempo es uno de los tesoros en la práctica asistencial sanitaria del médico privado y no debe jugarse con él.

Desde Fresh Health, consultora en branding sanitario con profesionales médicos expertos en el sector y con experiencia contrastada en la gestión clínica y sanitaria, queremos que el médico no invierta su tiempo ni dinero en estrategias para desarrollar su branding con el método “Do it yourself” ni en campañas diseñadas por agencias generalistas poca conocedoras del sector, ya que su retorno y su crecimiento no serán los esperados.

Confíe en profesionales como los de Fresh Health, para desarrollar sus estrategias de “Branding Médico” y no pierda su tiempo ni su dinero.

Leer más...

Marketing 3.0: el branding con rostro humano

Las empresas de servicios trabajan a diario por hacer una propuesta de valor a los clientes que esté a la altura de sus necesidades, expectativas y preferencias. En el sector sanitario los servicios que se ofertan tienen un componente emocional muy relevante, en tanto que dan respuestas a problemas que tienen que ver con la salud de las personas.

Muchos ciudadanos depositan su confianza en las empresas sanitarias que no sólo dan respuestas técnicas y de servicio, sino que muestran su lado humano. Cuando enfermamos queremos encontrar un lugar donde el humanismo nos acoja y la ciencia nos resuelva los problemas.

El marketing sanitario también ha evolucionado desde su primera etapa 1.0 centrada en las bondades del servicio y su calidad, pasando por su fase 2.0 centrada en la satisfacción del  cliente y su fidelización, llegando al actual momento del 3.0 en el que apuesta por los valores con el fin de hacer con ellos un mundo mejor, de la mano de la tecnología, de forma colaborativa con los clientes y demás actores del sistema, y sobre todo con una marcada apuesta por lo humano.

En una nueva era de sociedad creativa, colaborativa y tecnológica, el camino de la excelencia para los profesionales de la salud viene de la mano del nuevo branding sanitario, expresión del mas genuino marketing 3.0 actual basado en los valores.

No podemos seguir anclados en el desarrollo único de nuevos servicios sanitarios, fruto de la gestión convencional que incluso mostrando su afán por la diferenciación y el posicionamiento como marca, no quiera seducir al paciente con lo valioso de la apuesta por un proyecto con personalidad y respeto por lo humano.

Debemos apostar por ser los nuevos protagonistas en el sector sanitario que propongan a sus pacientes su disposición a ser excelentes en su trabajo diario, de una forma responsable con ellos y con la sociedad en su conjunto y con los valores del humanismo como son el respeto a la dignidad, la justicia, la libertad y la bondad.

Nuestro branding sanitario debe compartir su experiencia de trabajo honesto y con afán de servicio con los ciudadanos que seguro estarán deseosos de depositar su confianza en nuestro proyecto. No tengamos miedo de ponerle rostro humano a  nuestras propuestas de valor de nuestros diferentes servicios sanitarios.

Leer más...

Dossier empresarial 2.0

Las empresas en la actualidad deben centrar muchos de sus esfuerzos en comunicar cúales son sus propuestas de valor para que los clientes decidan apostar por ellas y no por otras similares de la competencia.

Deben construir un relato fiel de sus ofertas de servicios  profesionales para que el  mercado las identifique y  encuentre en ellas la diferenciación que puede añadirle valor a su decisión.

Apostar por un buen dossier empresarial como carta de presentación es en estos momentos es imprescindible. Éste debe incluir los elementos necesarios para que pueda formar parte del diálogo en el entorno web y las redes sociales.

En Fresh Health tenemos experiencia suficiente para ayudarle a que su empresa construya el suyo. Compartimos con ustedes algunas recomendaciones para la composición del mismo:

  • Nuestros datos de contacto. Parece una tontería recordarlo pero, más de una vez nos hemos encontrado con presentaciones en las que faltaba algún dato de contacto fundamental.
  • Una pequeña historia (muy resumida) de la evolución de nuestra empresa, sus principales hitos o los logros conseguidos. No se trata de hacer un testamento, se trata de responder de forma breve a una pregunta fundamental ¿cómo empezamos, cuál ha sido nuestra evolución y donde estamos ahora?. Esto es lo único que necesita saber tu cliente, los pequeños detalles pueden ser motivo de conversación cuando tengas más confianza con el.
  • Háblale de tu equipo. No se trata de nombrar a cada una de las personas que componen tu empresa, se trata de que perciba que tanto tu como tu gente podéis ayudarle a solucionar cualquier problema que se le presente.
  • Cuéntale lo que haces. Explícale a qué te dedicas y como lo haces. Cómo entiendes tu negocio y cómo entiendes la relación con tus clientes
  • Háblale de tus logros. Puedes comentar alguna experiencia real con alguno de tus clientes de la que te sientas particularmente satisfecho
  • No olvides tus puntos fuertes. Tanto si eres grande como si eres pequeño, tienes puntos fuertes. Por ejemplo, si eres grande, puedes hablarle de tu capacidad, volumen etc. Si eres pequeño, puedes hacer hincapié en el trato personalizado y en el nivel de implicación.
  • Sé honesto. Este es un punto fundamental, no exageres pero tampoco peques de falsa modestia, haz que tenga una idea clara y real de cómo trabajas y cómo es tu empresa.
  • La imagen debe ser profesional. No hay nada peor que entregar una presentación que se vea poco profesional, tu cliente deducirá que tu empresa no está a la altura de sus necesidades. Si no inviertes en ofrecerle una presentación profesional, tampoco te vas a molestar en hacerle un trabajo profesional.
  • Con la extensión justa. No se trata de que le ofrezcas un volumen enciclopédico, ni tampoco que pongas sólo un par de líneas. Si le presentas un gran volumen de información, al primer vistazo perderá el interés, ¿te crees que dispone de un tiempo ilimitado?, su tiempo es oro para él!. Si lo que le presentas son un par de líneas, las leerá, si, pero no conseguirá sacar una conclusión clara.
  • Una imagen vale más que mil palabras. Esto lo repetimos continuamente pero, sigue siendo válido. Acompaña con fotos tus comentarios y ¡por favor! con buenas fotos!, no hay nada que de peor imagen y que frustre más al lector que una imagen pequeña, mala y desacertada.
  • Buena impresión. Y con buena impresión me refiero a que esté impresa con calidad,no en plan cutre con una impresora de oficina cualquiera.
  • Formato digital: NO OLVIDES CONSTRUIRLO EN UN FORMATO DIGITAL QUE PUEDAS COLGAR EN LA WEB, REMITIR POR CORREO E INCLUSO COMPARTIRLO EN REDES SOCIALES.

 

Leer más...

Desea más información? Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., o llámenos al +34 697 249 701.